lunes, 21 de septiembre de 2015

ADAPTACIÓN AL COLE

La adaptación al cole puede ser dura, doy fe. No te acojones, oye,  puede que se os de fenomenal, pero ese no fue nuestro caso.



N no fue a la guardería, así que el curso pasado, cuando se estrenó con el cole de mayores imaginábamos que le iba a costar un poco. Hoy en día casi todos los colegios tienen unos días de adaptación en los que solo van unas horas. N el primer día fue feliz, el segundo empezó a recelar y al tercero el drama se instauró en nuestro hogar.

He observado que hay cosas que ayudan a la adaptación y cosas que la complican. Habrá más, pero estas son de las que me he dado cuenta yo, que soy muy espabilá:



En el caso de N se nos juntaron varios problemas: entró con dos años (es de noviembre), le fallaba un poco la autonomía (no era un tema de esfínteres) y es un poco moñas, no lo voy a negar.

Después de una semana de lágrimas, la impotencia nos llevó a la creatividad. Estos son los truquis que usamos con N.


Finalmente, la adaptación llegó a buen puerto gracias a lo que yo creía que iba a complicarla más: el horario completo. Fue sorprendente, pero en octubre, cuando empezaron las clases por la tarde N dejó de llorar por las mañanas (porque sólo lloraba cuando entraba). Creo que por fin asumió que no había vuelta atrás, que el cole había llegado para quedarse y era innegociable.



PD. Me encantaría terminar con este final feliz, pero este año estamos luchando de nuevo porque la hemos apuntado al comedor. ¡Qué el ritmo no pare!

53 comentarios:

  1. Me gusta leerte, disfrutar de tus viñetas, pero como amiga lo que me mola es lo sencillo que haces las cosas y como lo explicar.

    Estoy moñas titi

    ResponderEliminar
  2. Amo Amo Amo tus viñetas y ya sabes que estoy muy contenta de volver a leerte.
    Geniales recursos, el macarra me encanta, la guarde da lo mismo si has ido o si no, Saioa fue y aunque la adaptación al cole fue bien, algunos días eran para colgarme del primer pino que viera, en nuestro caso hay que subir una rampa, y ahí se clavaba la tía y no había quien la moviera.
    Besotes moñosos

    ResponderEliminar
  3. Se me ha borrado el comentario. Que le den al iPad. Mañana mas

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Gracias! Nos queda un año, ella va a ka guardería y soy profe, pero nada sirve más que la experiencia previa.
    Sólo te diré que tus "trucos" para la operación pañal, me resultaron imprescindibles.

    ResponderEliminar
  6. vivaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, post nuevo!!! *-*

    me gusta el método, variado y divertido, con razón se va volando ahora ^^

    aunque mira que acusar a la niña de moñas y que no funcione lo de las pulseritas... xD

    ResponderEliminar
  7. Mi peque ha empezado este año la guardería, aunq le llamamos cole porque es parte de un cole hasta bachiller. Y también nos ha costado mucho.. Es verme aparecer con el baby (q es idéntico al de tu viñeta) y empezar con su "mami, cole no gusta". Mis técnicas han sido muy similares (tiritas con dibus en vez de tatoos, un globo a la salida...) y bueno... Después de una semana se queda haciendo pucheros, pero entra sola caminando... A mí se me parte el alma, pero es cierto a luego cuando cuenta cosas q hace allí, las cuenta contenta.. A ver cómo se nos da esta semana (q hoy ha tenido festivo local!)
    Gracias por volver!

    Un beso

    Carmen.-

    ResponderEliminar
  8. Ayayyayyyy mañana me toca a mi llevar a los 2 solos y temiendo estoy el momento :( la adaptacion al cole es dura y la de la guarde es un mierdon!

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. El mío pequeño también es de noviembre, y le costó un montón. Ser cabezota es un agravante. Mi peque lloró el primer año desde el primer día hasta el último sin faltar ni uno solo. Hasta el día que daban las vacaciones de junio, lloró.

    Besos. Me encanta el post.

    ResponderEliminar
  11. En mi caso hay que darle las gracias al padre molón y a su paciencia infinita. Iba con él un ratito antes para que jugará con otros niños y observará el cole, luego se quedaban a la salida hasta que salían todos y luego se iban un ratito al parque. Después empezaron a llevarle y a recogerle el abuelo y el papá, ya que es el abuelo el que se encargará de llevarlo por las mañanas. Todo sin prisas, al ritmo del nene para que pudiera observar el tiempo que necesitase. También fue importante conocer el cole antes de ir, hacer la visita de puertas abiertas y hablar mucho de él. Ah! y también estamos llendo a un parque cerquita del colé para jugar por las tardes con algunos de sus compañeros.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Hija los míos son unos desgraciado y ni miraron para atrás....pero en su defensa diré que llevan en la guarde desde que tenían 4 meses y claro para ellos es lo normal.

    ResponderEliminar
  14. Joo, me acordé de tí porque recuerdo que vi algo en tu Instagram el año pasado comentando este tema .
    El mío si que ha ido a la guarde desde los 4 meses, pero aún así le está costando un poco.
    Llorar sólo ha llorado un par de días, pero es cierto que dice "COLE NO" y ésta super nervioso, llorón y cabreón.. vamos que no hay quién le aguante!
    El pobre es del 30 de diciembre, así que imagínate: ha pasado de ser el mayor de la guarde a ser el pequeño de un sitio mucho mas grande en el que no tiene a sus amigos de siempre.. Yo le entiendo, pero joer, a ver si va pasando ¡porque me tiene un poco agobiada el tema!
    Me parto con lo de las pulseras y que N regaló la suya, que carck!
    Yo le he pegado a su babi un transfer de Rayo MCqueen, que le encanta y así al menos siente que va muy molón y diferente a los demás niños (idea de la profe) y la verdad que ayuda.

    ResponderEliminar
  15. Jajajaja comprendo todo lo que has contado!! Pero es algo que creo que se nos queda más clavado a los padres que a ellos.
    Ellos lloran un par de días, quizás semanas, pero luego se les pasa
    A los padres se nos queda un punzón clavado en el pecho que aún años después no he conseguido quitarme
    Es algo que tienen que pasar ellos y nosotros, y habrá que hacerlo lo mejor posible.
    Por cierto, no aguanto a las madres o padres que les han dicho que una despedida rápida y que se vayan, y tres culebrones después siguen ahí agarrados al niño porque el que llora es el padre.

    ResponderEliminar
  16. Qué alegría nuevo post!!! Me encantan siempre!!!! Que el ritmo no pare! #viviendoallímite

    ResponderEliminar
  17. jajaja, supongo que para ellos se hace duro el cambio de pasar mucho tiempo con vosotros a pasar casi nada a lo largo del día, pero como tu has dicho, es algo temporal, pobre N, los niños pequeños son tan sentidos....

    Un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. La mía fue a la guarde, y la verdad que nunca he tenido este problema. Pero se me caía el alma a los pies con los hijos ajenos. Hubo un niño el año pasado que lloró TODO EL AÑO!!! y ha empezado este y sigue igual. Luego sale tan pichi, pero el momento entrar creo que nos acongoja a todas las demás mamas y papas. Da mucha penica.

    ResponderEliminar
  19. Que decía ayer en el comentario que borró mi querido Ipad...

    A nosotros lo de la guardería nos funcionó. Así como estuvo tres años de guardería llorando una hora al día hasta Navidad, en el cole ni un día. El tercero ni se despidió de mi porque "tenía mucha prisa por entrar". Con el miedo que yo tenía al ser espacio nueva, seño nueva, niños nuevos... Cosas veredes, amigo Sancho

    En cuanto a N... me flipa pero mogollón lo de la pulsera, ¡es una crack! Sentimentalismos fuera, hombre ya... jajaja!!!

    Ale, besos. Ponía más cosas pero no me acuerdo ya.

    Tus fans te esperábamos como agua de septiembre, ya era horica de que aparecieras por aquí :P

    ResponderEliminar
  20. Oye, ¿nadie va a decir nada de tu comentario bajo la última imagen? "debo estar hormonal", dices... ¿no será que hay pichón nuevo en el horno? Que yo ya sospecho de todas desde que estoy embarazada; veo embarazadas por todas partes y N ya tiene una edad chula para tener hermanito/a.

    A parte de eso, me ha encantado la entrada, como siempre. A ver si el trabajo te deja publicar más frecuentemente, que te echamos de menos. Preciosos dibujos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. jajajaja qué risa lo de que regalara su pulsera
    víctor va contento pero me ha dicho la profe que aún no le habla, aquí cada uno lo lleva como puede, está claro.
    qué alegría que por fin hayas encontrado un huequito para volver al blog ^^

    ResponderEliminar
  22. Creo que voy a ser la madre bruja mala pécora pero mi pichón ha estado tan seguro de mi estos dos añazos que pasaba olímpicamente de darme besos, abrazos, incluso dormir encima mía; sí, señoras, jamás ha consentido echarse una siesta en mis brazos por más que lo intentaba aplastándole la cabeza contra mi pecho así que mi conclusión es que lo de "acostumbrarlo a los brazos" no está relacionado con la madre sino con el nene y su predisposición)
    Así que hoy, último día de adaptación (la mía) ha llorado como una magdalena por mi, las profes me han pedido que me fuese unas horitas y me lo he dejado como una magdalena pero lo mejor, sin duda, ha sido cuando he ido a recogerlo y ha venido hacia mi con los brazos abiertos y gritando "mamá".
    Soy malamadre pero a nadie le amarga un dulce abrazo, sé que en los próximos días él pasará de mi como de costumbre y yo seguiré llorando por las esquinas pero al menos sé que me ha echado de menos.

    ResponderEliminar
  23. Que pasada de viñetas!!!! Son geniales, espero que el año que viene no tengamos muchos problemas ya que lleva en la guarde desde los 7 meses
    Besote

    ResponderEliminar
  24. Parece que me leiste el pensamiento! Yo estoy en plena operacion guarde con 8 meses y esta siendo un horror... Y larga la adaptacion, muuuuuy larga! En fin, confio en que termine pronto y bien. para cuando vaya al cole ya cuento con tus trucos, jajjaja
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Me encanta. Bueno, ya tienes la experiencia del año pasado así que sabes que pasará. Ánimo. Yo todavía no conozco a ninguno que no termine por, al menos medio (jeje), adaptarse. La rutina, como tú comentas, o no escapatoria hace mucho.

    ResponderEliminar
  26. Al principio sí los extraña una un montón, y esa escena moqueando por un ¡hasta luego! es muy popular en esta casa, ya llevo 2, me falta el tercero...

    ResponderEliminar
  27. Pues mi hija tiene 4 años y acaba de empezar el segundo curso de preescolar y no hay forma. Que no le gusta, que odia las fichas, que se aburre, que me echa de menos.... Esta faltando muuuuuuchos días porque no hay manera. Y yo no la dejo allí a la fuerza ni en broma, no quiero que le pille tirria ni la obligó xq se que es peor. El año pasado fue bastante bien pero este nada. Estamos hasta pensando sacarla del cole, al fin y al cabo no tiene xq estar escolarizadoa hasta los 6. Yo no trabajo y ne fastidia ver a mi hija sufrir x estar en un sitio que no le gusta. Y lo de dejarla llorando todo el curso o hasta que se acostumbre me parece horrible, sin ofender. De echo la mayoría se resignaran, no se acostumbraran.acepto sugerencias, lo del premio no funciona, incluso le digo que voy a buscarla antes de la hora y nada. Tengo una depresión queso veais

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso hemos optado por una educación libre, Montessori, donde no hay fichas, hay espacios donde el niño elige estar en cada momento, donde juega, duerme, trabaja, aprende según su naturaleza y necesidad.
      Quizás puedas encontrar algo así cerca. El problema es que la financiación es 100% privada.

      Eliminar
  28. Pues mi hija tiene 4 años y acaba de empezar el segundo curso de preescolar y no hay forma. Que no le gusta, que odia las fichas, que se aburre, que me echa de menos.... Esta faltando muuuuuuchos días porque no hay manera. Y yo no la dejo allí a la fuerza ni en broma, no quiero que le pille tirria ni la obligó xq se que es peor. El año pasado fue bastante bien pero este nada. Estamos hasta pensando sacarla del cole, al fin y al cabo no tiene xq estar escolarizadoa hasta los 6. Yo no trabajo y ne fastidia ver a mi hija sufrir x estar en un sitio que no le gusta. Y lo de dejarla llorando todo el curso o hasta que se acostumbre me parece horrible, sin ofender. De echo la mayoría se resignaran, no se acostumbraran.acepto sugerencias, lo del premio no funciona, incluso le digo que voy a buscarla antes de la hora y nada. Tengo una depresión queso veais

    ResponderEliminar
  29. Diosss como me mola que le hayas puesto la butterfly en el dibujo!!!! es brutallllllllll N mola mazo!

    ResponderEliminar
  30. Genial!! Bravo por la pajarilla moñas de N!

    ResponderEliminar
  31. Me viene que ni a pelo este post... En plena adaptaciòn andamos también, cada día se levanta y una excusa nueva (flipo con él) que si se tiene q ir a bucear, que si no está sano, que si llueve y el patio de moja... Pobriños se sienten inseguros ante tanta cosa y gente nueva, yo lo normalizo bastante pero me da penaq se duerma con ese run run. Yo tb premio, día q no llora huevo kinder! Sòlo llevamos uno...ánimo al resto!!!!

    ResponderEliminar
  32. Me encanta el nuevo post jajajaja bueno, como todos!!! :D

    ResponderEliminar
  33. Nosotros de momento estamos con la adaptación a la guarde, que tampoco es moco de pavo. De hecho, no hemos empezado nada bien. Pero hemos hablado con profes y dirección y hemos conseguido que acepten hacer las cosas más progresivas. Creo que empieza a funcionar, aunque aún nos queda mucho camino!

    ResponderEliminar
  34. Ai madre mía! Regalo la pulsera familiar? Jajajaja la mia aun no entro ni a la guarde, más q nada xqe aun no encontré trabajo, pero si le fuese a la regulera me vengo a probar tu post un beso!

    ResponderEliminar
  35. Lo de las gominolas es un chollo, porque la heredera es insobornable al dulce (y al salado) y así no hay manera de sobornar.

    En mi caso ayer me montó un pollo gigante porque no quería que fuera yo a buscarla al cole, le gusta más que la busquen los abuelos. #gruñi

    ResponderEliminar
  36. Me apunto todos tus trucos para probar, estamos en modo drama total cada dia :( Nos pasamos el día con el corazón en un puño por dejarla llorando.
    M tampoco ha ido a la guardería y aún es más pequeña que N, es de diciembre.

    ResponderEliminar
  37. Ay la verdad que por lo que sé el cole es un rompecorazones familiar jejeje, me alegro que lo superaseis la primera vez y estoy segura que la segunda también los conseguireis.

    un besazo

    ResponderEliminar
  38. Genial post! Me apunto los consejillos. Nosotros ahora estamos con la operación pañal...

    ResponderEliminar
  39. jeje los niños son sorprendentes, cuando piensas que van a llevar bien o mal algo, pasa justo lo contrario. El segundo día es el mas duro, porque el primero no saben a donde van, pero cuando ven que la cosa se repite... malo! En nuestro caso la pasamos el año pasado, y bueno Medusi fue a guarde pero hubo nostalgias el primer día, y le soborne con comidas y actividades que a él le gustaban. A día de hoy lo lleva bien, pero vamos que el dice que en casita se esta mejor :P

    ResponderEliminar
  40. Lo mejor es ponernos nosotras mismas las capas de superhéroes y salir volando de tanto lloro. Eso o ponernos también a llorar.

    ResponderEliminar
  41. Jajajaja eso es cuento de nunca acabar llorar x no kerer ir a la esc. Pero en cuanto llegan y ven al amiguto mmmm ni adios dicen los ingratos.

    ResponderEliminar
  42. ay madrecita! cómo cuesta! hagas guarde o cole no te libras de la llantera... el año pasado hubo un día que incluso me potó encima ¡y yo sin capa!
    Éste año llora en momentos puntuales... se ve que antes de la hora de la siesta empieza a acordarse de mi... yo me tiré una semana llorando al dejarlo y en casa en momentos puntuales... fíjate si estoy trastornada! ajaja! siento que han crecido demasiado rápido! arghh! pero lo que me río ahora con sus discursos no tiene precio! el truco macarra y el civilizado me ha gustado aunque aquí directamente le compré unos coches el primer día de clase! jajaja! no somos de chuches, somos materialistas!
    y por favor, sigue 39semaneando! que nos has hecho esperar demasiadooo!

    ResponderEliminar
  43. Ay madre, hasta que te he podido releer por el ordenador. Y todo porque, con la maldita adaptación al cole, me he pedido vacaciones para poder llevar a Peque la hora y media que va la primera semana y las 3 horas que van la segunda.
    Sí, porque aquí nos tiramos dos semanas de adaptación. Bueno, iban a ser dos y media, pero nos plantamos porque nos parecía un abuso y una tomadura de pelo.
    Peque lo lleva fatal, pero mucho peor cuando va tan pocas horas, porque no le da tiempo de "entrar en su salsa". Desde que va las 5 horas seguidas va mucho mejor.

    ResponderEliminar
  44. Me encanta tu blog! Creo que todas las Mamas primerizas nos conectamos con los mismos problemas. Besos!

    ResponderEliminar
  45. Jaja... este post me hace acordar mogollón a mis dos historias con mis niños, mi primera hija, paso de mi desde el primer día, y el segundo, había que despegarlo de mi a los tirones.. cada niño es un mundo..aún siendo hermanitos!

    ResponderEliminar