miércoles, 15 de octubre de 2014

QUITAR EL CHUPETE

Como ya os conté en el post de los chupetes, antes de nacer N yo no era muy amiga de estos chismes. Después de experimentar todo el ciclo chupetil, declaro mi fanatismo absoluto hacia este invento de los dioses. ¡Ojo! también tienen su lado oscuro. Pero a mi, sin duda, me pesan mucho más las cosas positivas.

Si tu pichón sale chupetero seguro que encuentras un montón de gente dispuesta a animarte con frases de este tipo (leed con voz agorera): "Ya verás cuando se lo tengas que quitaaar... Buhhh... Ya veraaaás... " . No les hagas ni caso, quitar el chupete no es algo muy complicado. Así lo hice yo:

El entrenamiento: Reduje el número de chupetes hasta dejarle solamente uno.
El momento: Empecé un día después del segundo cumpleaños de N.
Semana 1, no usar chupete durante el día: Con dos años ya se entretenía jugando y explorando, ni se daba cuenta que no lo tenía a mano.
Semana 2, siestas sin chupete: es más fácil practicar la abstinencia en las siestas que por la noche.
Semana 3, fuera chupete nocturno: Los primeros días costó un poco, lo pedía, pero al poco tiempo se olvidó de él. Ahora bien, con chupete se quedaba frita en un minuto, sin él, empezamos nuestra rutina de cuentos para coger sueñecito, cosa que os recomiendo, es una manera genial de terminar el día.

Yo lo hice en 3 semanas, pero puedes marcar tu propio ritmo según veas como va la cosa. Incluso puede que ni te haga falta, hay niños que dejan el chupete por propia iniciativa.

39 semanas chupetes

39semanas chupetes


martes, 2 de septiembre de 2014

RECUERDOS DE VERANO

El otro día, apuntando ideas para un post sobre el verano, me di cuenta que había muchas chorradas que no quería olvidar de sus días en la playa. Así surgió 5 RECUERDOS DE ESTE VERANO, las típicas batallitas que le contaré a N cuando sea mayor:

Os pongo en situación: N se fue con mis padres a la playa, una semana después me uní yo a la fiesta.


1. Mi padre consiguió convencerla (sin mucho esfuerzo) de que tenía poderes para abrir las puertas. En especial la del ascensor y la del garaje.



2. Si hubiese sido por ella se habría alimentado únicamente de esto. Es una máquina de comer berberechos, además la tía no comparte, es como su madre con las patatas.



3. Como ya os dije en el post de la operación pañal, el tema caca nos estaba costando bastante, hasta que llegó mi madre y lo solucionó mientras nosotros éramos felices observadores a kilómetros de distancia.



4. Esto es una moñez, pero seguro que le mola tener unos dibujos de sus primeros amigos de la playa, más que nada porque repetimos todos los años y ellos también.


5. Ay.. con esta sigo descojonada. En su defensa diré, que cuando hice la maleta de N metí el cepillo de dientes y la crema del culo en el mismo bolsillito. 

---------------******----------------


miércoles, 23 de julio de 2014

50 COSAS SOBRE NOSOTRAS

Me uno al 50 cosas sobre mi que han hecho Across D Universe, Star en Rojo y Oltra Bitácora, entre otras.

Como aquí somos dos, pongo 25 y 25 de cada, para no aburrir.
Es el momento de sacar la cotilla que tienes dentro..


1. Canto en "modo bucle"
2. No me gustan las articulaciones en los muñecos.
3. Odio que me cepillen el pelo.
4. Me encanta que mi padre me rasque la espalda.
5. Quiero mucho a mis abuelos/as.
6. He superado, recientemente, mi obsesión por los vídeos de los Huevos Kinder .
7. No me gusta llevar las prendas sin abrochar.
8. Esmalte de uñas rosa, gracias.
9. Mi madre ha conseguido que me gusten los puzzles.
10. Mi nombre viene de los dinosaurios.
11. Me gustan los vestidos largos.
12. Vega y Héctor son mis mejores amigos.
13. Hablo perfectamente inglés, japonés y árabe (aunque la gente no lo entiende)
14. Soy una princesa.
15. Me encanta cuando mis padres me mantean.
16. Soy una cultureta, me encanta ir al teatro de San Pol.
17. A veces soy un monstro o un dragón.
18. Tengo los ojos marrones.
19. Bailo la coreografía de Frozen con los ojos cerrados.
20. Zoe es muy maja, pero preferiría que fuera un gato.
21. Maquillo súper bien a mi madre.
22. Quiero absolutamente todo lo que tenga mi prima en las manos.
23. Prefiero ir descalza.
24. En el parque, columpios.
25. Me encanta mi nueva sillita del coche de Cybex, porque es rosa y porque ya no me troncho el cuello cuando plancho la oreja.



1. Me gusta hacer manualidades.
2. Tengo una caligrafía pésima.
3. Si veo un árbol muy grande tengo que abrazarlo. (tengo fotos)
4. Me encanta tener ropa de todos los lugares a los que viajo.
5. Soy miope del ojo izquierdo. Es un descubrimiento bastante reciente.
6. Mi mayor influencia es miermana.
7. Me encanta sumergir la mano en las bolsas grandes de legumbres.
8. Me gusta deshacer nudos imposibles.
9. No suelo buscar amigos, me los encuentro de frente.
10. Estoy enamorada del mismo barbudo desde 1999.
11. Me gusta recoger cosas del suelo con los pies.
12. N es mi felicidad.
13. Quiero bañarme en una playa paradisiaca.
14. Voy a ver las pelis por quien las dirige, no por quien sale en ellas.
15. Me encantaba hacer vídeos caseros con miermana.
16. En el cole, se me daban bien las mates.
17. No me gusta nada ser la protagonista. Pero nada de nada.
18. Soy de Griffindor, claramente.
19. Si me haces una pregunta directa no esperes que te mienta.
20. Soy fan de los "todo a 100" de Japón.
21. Me gusta la gente con la que aprendo cosas.
22. Paso de las modas y de las marcas, voy a mi bola.
23. Me emociono con facilidad. Soy de moco fácil.
24. No me gustan las casas muy ordenadas. Me siento muy incómoda.
25. Mi helado favorito es el extreme de vainilla porque el chocolate del final sabe a avellanas.





lunes, 14 de julio de 2014

QUITAR EL PAÑAL

La operación pañal ha llegado a nuestro hogar. Debo admitir que ya lo intentamos el verano pasado, sin mucho éxito, pero esta vez ha sido la buena. Recordad, como siempre, cada niño lleva su ritmo, no me seáis agonías.



 La teoría no es complicada, vamos a generalizar:
-Se quita el pañal entre los 20 meses y los 3 años aproximadamente.
-Se suele elegir el verano, por aquello de no tener que cambiar miles de capas de ropa mojada.
-Que salte bien suele ser buena señal, significa que controla los esfiiiinteres.
-Hay que ir sentando al pichón en el orinal con cierta frecuencia para que se acostumbre.
-Ser paciente y constante.
-Que te avise cuando se ha hecho pis o caca, o que se quite el pañal cuando lo tiene mojado, también es buena señal.

 Si le gusta sentarse en el orinal ¡Estupendo! Ya tienes media batalla ganada (no ha sido nuestro caso).



TRUCOS que he practicado (os marco los que me han resultado más útiles)
-Leerle cuentos sobre el tema.
-Ir con ella a comprar el orinal o el reductor.
-Tener ropa interior molonga.
-No tener pañales, ni uno, para no sucumbir a la tentación (lo que sí tenemos son bragapañales para la noche, aunque creo que se los voy a quitar en breve porque no los moja)
-Comprarle un escalón para que llegue al walter.
-Darle una gominola o un lacasito cuando hacía pis en su sitio. 
-Decorar juntas el orinal con pegatinas.
-Jugar con muñecos a que hacen pis en el orinal.
-Tener papel higiénico o toallitas con dibujos que le gusten. (en nuestro caso de Hello Kitty).
-Dejar que N me acompañe mientras yo hago pis o caca (me da la mano y todo)
-Hacer un calendario mural, con espacio para poner pegatinas cada vez que haga pis o caca en si sitio.
-Sobornarla con muñecas de Frozen. 
-Aquí, en confianza, entre paréntesis y bajito.. (Hasta he hecho pis en su orinal para que viera que no pasaba nada).

 Sólo fueron tres días meándose encima o en la bañera, después conseguí que hiciera un pis en el walter. ¡ESE PIS MÁGICO! desde entonces, solo ha tenido un escape. La caca ya es otra historia, está costando más, algunas veces usa el walter, otras, la mayoría, se dedica a decorar sus braguitas con nocillita rica.