miércoles, 15 de octubre de 2014

QUITAR EL CHUPETE

Como ya os conté en el post de los chupetes, antes de nacer N yo no era muy amiga de estos chismes. Después de experimentar todo el ciclo chupetil, declaro mi fanatismo absoluto hacia este invento de los dioses. ¡Ojo! también tienen su lado oscuro. Pero a mi, sin duda, me pesan mucho más las cosas positivas.

Si tu pichón sale chupetero seguro que encuentras un montón de gente dispuesta a animarte con frases de este tipo (leed con voz agorera): "Ya verás cuando se lo tengas que quitaaar... Buhhh... Ya veraaaás... " . No les hagas ni caso, quitar el chupete no es algo muy complicado. Así lo hice yo:

El entrenamiento: Reduje el número de chupetes hasta dejarle solamente uno.
El momento: Empecé un día después del segundo cumpleaños de N.
Semana 1, no usar chupete durante el día: Con dos años ya se entretenía jugando y explorando, ni se daba cuenta que no lo tenía a mano.
Semana 2, siestas sin chupete: es más fácil practicar la abstinencia en las siestas que por la noche.
Semana 3, fuera chupete nocturno: Los primeros días costó un poco, lo pedía, pero al poco tiempo se olvidó de él. Ahora bien, con chupete se quedaba frita en un minuto, sin él, empezamos nuestra rutina de cuentos para coger sueñecito, cosa que os recomiendo, es una manera genial de terminar el día.

Yo lo hice en 3 semanas, pero puedes marcar tu propio ritmo según veas como va la cosa. Incluso puede que ni te haga falta, hay niños que dejan el chupete por propia iniciativa.

39 semanas chupetes

39semanas chupetes


64 comentarios:

  1. Jajaja Identificada al máximo ;-) La nuestra fue adicta desde el día 2 (no quedó otro remedio porque ni los tapones para nuestros oidos funcionaban) y en ningún caso evitó que me hiciera la succión al pecho que ni la máquina del vacío, oiga.
    Eso sí, verdaderamente el momento de quitarlo era altamente temido. Mismo proceso que el que explicas pero entre el punto 2 y 3 pasaron 2 meses...ejem.
    Finalmente el nuestro se lo dimos a un simpático perro que estaba muy "enfermito". No diré que se quedó tan ancha porque la primera semana de noches fue el infierno y la vuelta a no dormir nuestras preciadas 5 horas peeeero, entre las preciosas muñecas de Frozen, nuestra Begocosa y algún apoyo más, conseguimos salir indemnes y más felices que unas perdices.
    Gracias por ilustrar tan bien lo que vienen a ser las imágenes que tengo en mi cabeza ;-P

    ResponderEliminar
  2. Pues estamos a vueltas con este tema porque desde que empezó la guarde es "Su tesoroooo" y no hay manera, lo lleva colgado a todas partes y para colmo ahora con el pequeño churrumbel nos va a costar un disgusto porque a ver cómo le dices que él lo lleva y ella no, una fiesta. Y eso que he intentado que Pixel no lo llevara por Chewy pero me pesan más las cosas buenas como a ti y le calma los gases, eso no lo hace nadie más.
    Tenemos un post a medias para aprovechar y pedir ayuda pero tu entrada de hoy me viene ni que al pelo, intentaremos seguir tus pasos a ver qué tal se da, aunque esperaremos que acabe la maldita adaptacion de la guarde para que no sufra tanto.

    Besucos chatina

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaj me encanta este post, mis padres tubieron que pasar por esto 4 veces(cuatro hijos). El metodo de mi padre era mojarlos en tabasco y dejarlos por casa, asi cuando los cogiesemos nos picaria y no lo queriamos jejeje y el de mi madre era cortarle un poco la puntita al chupete y asi al chuparlo no era muy agradable...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, tu padre no se andaba con tonterías xD

      Eliminar
    2. Jajaja pero funcionaba eh? una vez picaba... no querias volver a ver ese chupete jejejejeje

      Eliminar
  4. Jajajaja, con tu habitual sentido del humor. Mi primo Pablo cumplió 3 años hace poco y en ese tiempo no ha querido chupete... Desde que era un renacuajo lo rechazaba, así que ese recurso de relax lo perdieron mis tíos :p, y eso que sus dos hermanos mayores sí han sido chupeteros. Cada niño es un mundo, eso está claro.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo que ponerme... El chupe es uno mas de nuestra familia

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja te cuento con MM, con ella, un día dimos por casualidad con un vídeo de YouTube que era un búho que recogía chupetes de niños para ponérselo a sus polluelos. Esa misma noche, ella y yo pusimos su chupe en el alféizar de la ventana y oh! Al día siguiente la señora búho se había llevado el chupe! Es cierto que mi hija le cogió cierto odio al búho, y cuando se acordaba del chupe se cagaba en el búho de las narices, pero ahí quedó todo.
    Con BM me da a mí que vamos a sudar sangre para quitárselo, pq ella es una auténtica yonkie.

    ResponderEliminar
  7. Pues al mío se lo quitaron en la guarde (todo se lo quitan en la guarde al pobre ) y solo lo usa para dormir y para la siesta en casa. (en la guarde ni para dormir , oiga) Temo el momento en que se lo quite de manera definitiva, a ver si me va tambien como a tí.
    ( con los pañales igual, en la guarde na de na y en casa un río...)
    Yo tambien le veo mas ventajas al chupe que inconvenientes y lo mismo con lo de que arruina la lactancia.. eso son bulos me parece a mí.

    ResponderEliminar
  8. Mi peque no ha llevado chupete, no lo quería ni en pintura y nos pareció bien, mientras no se chupara los dedos...Me ha encantado el método del Escurrebultos, yo lo uso cuando me pide caramelos pero no siempre cuela.

    ResponderEliminar
  9. A Candela el "árbol de los chupetes" se lo cambió por un puzzle y Guille directamente lo tiró a la basura, porque él ya no era un bebé

    ResponderEliminar
  10. Hola! Es la primera vez que comento, pero me he leído tu blog de pe a pa. ¡tus dibujos molan mil!
    En mi caso M. nunca quiso chupete, quizás porque por miedo al tema de la lactancia no se lo ofrecimos hasta que tenía dos meses y ahí ya nos dijo que tururú. Es verdad que tengo una preocupación menos porque no voy a tener que quitárselo pero también es cierto que hay noches que lo echo de menos (¿se puede echar de menos algo que nunca has tenido?).

    ResponderEliminar
  11. Jajajajaja me ha encantado!! Además leído así parece fácil y todo!! Yo llevé el chupete hasta los 4 años, y esos fueron casi los que llevé ortodoncia para corregir los dientes y la mordida jajajaja pero q me quiten lo bailao! Mi madre me decía q se lo había llevado el ratoncito pérez y yo lo encontraba en un cajón jejeje. A ver con la pequeña Morlita q tal me va!

    ResponderEliminar
  12. anda que no me costó a mi quitárselo al mayor pero tampoco es que pusiéramos mucho empeño.. preferimos esperar a que él fuera capaz de tirarlo a la basura... y oye... sucedió.. un día le dio una ventolera y él mismo lo tiró... por la noche fue un drama, quería incluso que fuéramos al basurero municipal a buscarlo ..jejejejej.. pero nada.. se durmió igual que siempre..
    Tu método me gusta también y las maneras de librarte de ellos más... :P

    ResponderEliminar
  13. Pues yo fui muy obediente y hasta que tuvo el mes cumplido no le di chupete, por aquello de establecer bien la lactancia y tal. El caso es que no lo cogía bien y sólo se lo daba de vez en cuando para que jugase. Eso sí, el dedo todo el día en la boca. Hoy por hoy, con el año cumplido, sólo usa chupete cuando está nervioso y jamás para dormir, así que no me preocupa lo de quitárselo. Y el dedo -que todo el mundo me decía que era peor, que eso no se lo podías quitar, que seguiría haciéndolo años y se deformaría los dientes, etc,etc- dejó de hacerlo él solito hace ya meses.
    Conclusión: cada niño hace lo que le sale del moño y sólo te queda adaptarte.
    Y, por cierto, yo soy más del método sentimentaloide y mi cacahuete del método freestyle ;)

    ResponderEliminar
  14. El mio nunca le ha tenido mucho cariño al chupete, lo llevaba más por los papis que por él. En la guarde lo usaban para que durmiera la siesta, pero llegó el verano, tuvo vacaciones de la guarde y se olvidó por completo del chupete, con 18 meses. Al volver a la guarde lo intentaron volver a usar para las siestas pero ya no colaba. El chupete se lo quitó él, eso que nos ahorramos :P

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno el post! Qué bien que haya sido tan fácil quitárselo. Por aquí el chupete a pasado sin pena ni gloria. Y eso que teníamos un arsenal porque nos regalaron un montón. Yo, no quería ponérselo por el miedo a quitárselo. Y el primer mes ni hizo falta ni se lo íbamos a poner por no interferir con la lactancia. Después, los escupía a tres metros las veces que se lo pusimos así que... casi mejor.

    ResponderEliminar
  16. ¡Desde ya proclamo la creación del duende de los chupetes!

    Se lo lleva y a cambio le trae a la mami un cantonier jajaja...

    ¡Necesitaré anuncios de una bebida refrescante para hacerlo más creible y que posea algún súper poder estilo: currarse DIY con los chupetes ! Jajajaja....

    ResponderEliminar
  17. Yo se lo quité radical, le dije que lo tenía una niña a la que solo vemos los domingos. Fue duro los dos primeros días pero coló. Ahora se lo quita al bebé si me despisto

    ResponderEliminar
  18. Hahahaha que buena eres! Y que guai que el chupete te mande postales, es un chupete aventurero! :) Ahora ya entiendo porque de vez en cuando me encuentro un chupete abandonado!

    ResponderEliminar
  19. Acabo de descubrir tu blog y me encanta todo: lo que cuentas, cómo escribes, los dibujos... Te felicito, porque es estupendo. Y lo del chupete, uf, qué manía le he tenido siempre. Mi hijo mayor nunca usó, pero al pequeño le consuela, así que, ¿cómo negárselo? Me quedo por aquí. Ah, y te dejo mi blog por si quieres pasarte en algún momento. Un saludo!
    http://diariodeunamadredelsigloxxi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  20. ay jajaja yo no he pasado por esas cosas pero la ultima viñeta jajajajaja me meo jajajajajajajjaa ay dios, ajajajajaja
    Preciosa vuelta ;) muaiks

    ResponderEliminar
  21. Aqui hay la tradicion de darle el chupete a un animal de la fauna popular, en las fiestas los niños que ya son mayores se lo llevan. Yo no lo he probado pq lo lleve hasta los 4 años que decidi tirarlo xD A ver si al mio le cuesta un poco menos pq tambien tiene mucha aficion...
    A las malas siempre esta el metodo de una conocida: "el chupete se lo llevo la vecina" y ale ya se apañara el niño con ella xD
    Me ha encantado el post!!

    ResponderEliminar
  22. podéis usar el método de mis padres. Yo no usé mucho el chupete pero estaba enganchada a mi dedo! Tanto, tanto, que se me deformó un poco y todo de pequeña jaja y lo que hicieron mis padres fue frotar un AJO en mi dedo para que no lo chupara. Cruel, si. Efectivo, también jajaja

    ResponderEliminar
  23. Ojalá hubiesen leído mis padres este post cuando yo era pequeña, ¡porque estuve usando chupete hasta los 5 ó 6 años! Era de látex, de los marrones, ¡me flipaba! Fue muy duro dejarlo, no te voy a mentir. Creo que en el fondo ellos no querían que lo dejara porque también le sacaban partido: cuando llevaba el chupete a un lado de la boca, era el momento de echarse a temblar, porque iba a hacer de las mías.

    ResponderEliminar
  24. Genial el post!!
    Me lo apunto :) Ares tiene un año y poco, y la verdad es que durante el día nunca se lo pongo, solo para dormir por la noche. A ver cuando llegue el momento de quitárselo.
    A mi de pequeña me dijeron que se lo comió el perro, le cogí una manía al pobre animal...

    ResponderEliminar
  25. Q buenooo! Yo también tenía miedito al gran momento, mi peque le empezó a molar desde la 1 semana, eso sí, solo para dormirse, luego lo soltaba y durante el dia nanai. Cuando decidí quitárselo, tenia un año y 8 meses, nos fuimos a dormir y como si nada!!!! Luego lo veia y tan pancho!! Flipé colorines!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto la edad ideal para quitarlo es a los 18 meses...su uso continuo puede producir malformaciones en la oclusión. .esa es la teoría. ..

      Eliminar
    2. Me porran tus posts porque son TAN. De verdad!!! Genial lo de la fábrica cerrada. Mis dos hijas han llevado chupete dos años y tienen una piñata como Stevie Wonder de perfecta. Un besazo!

      Eliminar
  26. jajajaja me troncho con lo de que ya no hacen chupetes porque ha cerrado la fábrica ajajajajaja
    nosotros fuimos un poco miserables y nos aprovechamos de que aún no sabía hablar para hacerlos desaparecer un día y el pobre señalaba el sitio donde solían estar y no los veía pero, como no sabía pedirlos y yo me hacía la que no entendía, funcionó bien. también es verdad que solo los usaba ya para dormir por la noche así que no fue muy duro...
    qué bien leerte aquí otra vez :)

    ResponderEliminar
  27. Yo también creía en todas esas bondades del chupete y si por si acaso mi fe no era suficiente, allí estaba mi madre cual martillo pilón para recordármelas. Pero mi hijo siempre ha ido por libre y no lo ha aceptado nuna.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  28. A mi sobrina Ana le fueron reduciendo el numero de chupes hasta que se quedó con uno y aunque la mayoría de las veces lo usaba solo para dormir de noche ella insistía en llevarlo siempre enganchado, la Navidad pasada mi hermano le contó un cuento en el que SSMM los Reyes Magos recogían los chupes de los niños a cambio de un regalo muy especial y el día de la cabalgata un beduino se le presentó y le pidió el chupe, ella se lo dió no muy convencida, eso si, y a cambio el beduino le sacó de su zurrón una muñeca. Desde entonces no ha pedido el chupe mi una vez

    ResponderEliminar
  29. Por supuesto hay que explicar que el beduino era amigo de mi hermano y que el día anterior se había pasado a recoger la muñeca y habían quedado en un punto fijo del recorrido de la cabalgata 😜

    ResponderEliminar
  30. Mi madre siempre me cuenta que yo era una niña presumida y tiquismiquis (yo????) y q un día dijo "el chupe a la basura". Después de mi berrinche me dijo " bueno, si lo quieres, cógelo. Está en la basura". Dice q fui al cubo y ya se había encargado de q diera suficiente asco. Dije un "ay q ajco!!! Ya no quiero!" y nunca más hubo chupete jajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Estuve bebiendo en biberón hasta los 7 u 8 años porq era una comodona y me gustaba ver los dibus con biberones de manzanilla q me preparaba mi abuela! Jajajaja

      Eliminar
  31. Me ha encantado, el momento tiro el chupete para atrás y el de la farmacia jajajajaja.
    Yo a Saioa se lo quité más o menos como tú, por el día antes porque en la guarde no llevaban y ella lo llevaba muy bien, en casa ya era otra cosa, pero bueno ese año se lo seguí dejando, ya con dos en casa fuera y el resto igual, a la semana o dos semanas el de la siesta y sí tarde más el de la noche porque fue la época que (como siempre) su padre no estaba, pero muy biena, a Saioa se lo llevó un ratón, que al principio le llamaba Pérez también, y ella misma lo dejaba en la cuna para que el ratón fuera a por él, compramos un libro muy chulo de un ratón que se encontraba un chupete e iba preguntando a todos los animales de quien era, y poco más, luego nació el bebé de unos amigos y ya ella contaba que el chupete se lo había dado a Bruno.
    Yo le veo solo cosas buenas jajaja, al principio no lo quería, lo escupía, pero lugo bien que lo quiso, mira mi sobri, no lo quería, ni quiere, y zas todo el dedaco.
    besos

    ResponderEliminar
  32. yo nunca voy a tener ese dilema, mis hijos nunca han querido chupete, así que todos los tengo guardados, en una cajita de recuerdos... sentimentaloide style... algunos los he chupado más yo que ellos para enseñarles a usarlos jajajaja

    ResponderEliminar
  33. Nosotros más o menos como tú. Al principio se lo quitamos para salir a la calle, luego sólo para dormir, siestas y noches, luego se lo quitamos por la siesta y finalmente por la noche. Eso sí, el proceso entero duró más de 3 semanas, aunque no sé cuánto tiempo en total.
    Aproveché la semana de vacaciones en la playa, que yo no tenía que madrugar, porque sabía que vendrían malas noches.
    En teoría "se perdió" en la playa, entre la arena, y no había manera de encontrarlo.
    Alguna vez ha vuelto a preguntar, pero muy pocas.
    El problema ahora es lo que han comentado los #padresfrikerizos, cuando llegue el hermano, si al final le pongo chupete (que imagino que sí, porque también me pesan más las cosas positivas) a ver cómo le explicamos que él no puede usarlo.

    ResponderEliminar
  34. Conmigo utilizaron el método Lady Halcón

    ResponderEliminar
  35. Nosotros se lo dejamos a los Reyes Magos la noche de reyes. Los pusímos todos en una bandejita y se los dabamos a cambio de regalos ( había que tener una motivación). A la mañana siguiente la bandeja vacia y nunca mas hubo chupetes.

    ResponderEliminar
  36. Mi enana tiene una obsesión... no lo quiso ni ver hasta los 6m, que un día descubrió que le gustaba mucho chupar ese chisme. Y ahora con 18m no hay quien se lo quite!
    Creo que yo usaré el método... vamos a hacernos una foto con Papá Noel y le damos el chupete a cambio de regalitos. ¡Que me piyen confesada!

    ResponderEliminar
  37. Yo tengo una historia de chantaje truculento con mi chupete... Mi señor Santopadre me "convenció" para que yo misma "as my own" lo tirara a la tierna edad "no punible" de 2 años... y allí fuí yo toda convencida a la ventana del patio... y lo ví caer a las vías del tren (creo que estaban bastante más lejos pero mi ideario infantil las coloca justo debajo de casa) y cayó a cámara lenta (como en las buenas pelis) y después comencé un llanto nivel "deja que voy a la farmacia y me traigo siete porque yo no aguanto esto un segundo" ^^' . Pero para mi desgracia aguantaron, desde entonces es raro el cumpleaños en que no veo a Santopadre como un terrorífico manipulador de mentes infantiles chupeteras, como el Corleone de los chupetes... porque le tengo cariñito que si no :PP

    Besos mil! <3

    ResponderEliminar
  38. Jajajaja, me encanta que el chupete aún os mande postales ¿de amor?
    Yo menos mal que el peque no era muy fanático de los chupetes así q no tuve que sufrir su ausencia jejeje

    ResponderEliminar
  39. Yo no puedo aportar nada, porque ya sabes que Vega no usó chupete. Pero soy muy fan de tus farmacéuticas.
    Besos del amor con olor a rosas ♥
    Tuermana!

    ResponderEliminar
  40. En mi caso es al revés, tengo un montón de chupetes con el corazón partío porque Leo nunca los ha querido, pero me encantan tus opciones de desaparición :D

    ResponderEliminar
  41. Jajaja nosotros le dijimos a Eva que nos lo habíamos dejado en casa cuando nos fuimos a la playa. Todavía no sé cómo se lo creyó después de haberlo llevado puesto todo el camino de ida en el coche o_O

    Bxssssss!!!!!

    ResponderEliminar
  42. En casa no hemos sido nunca muy amantes del chupete y a I no se lo ofrecimos tampoco demasiado (en parte también por miedo a que fracasara la lactancia) y las veces que se lo ofrecimos lo rechazaba. Ahora se chupa el dedo y a veces pienso porque no le insistimos más con el chupete...
    El chupete es fácil hacerlo desaparecer, pero qué hago con el dedo? Se lo corto? ;)

    ResponderEliminar
  43. jajaja! llegó la hora ya veo! pues me parece genial!
    Yo ya conté la experiencia de cómo el gordi dejó el chupete, todo por un despiste...jeje, y cómo él asumió que "se lo llevó el gato"...ea, pues listo ;)

    Un beso chatungui!
    Muak ;)

    ResponderEliminar
  44. Me parto con la ilustración de la farmacia, es total! jajjaja

    ResponderEliminar
  45. Jajaja. Muy bueno. Con Diego hicimos lo siguiente: hay una tortuga no muy lejos de casa en una tienda flores... La vimos varias dias. Cogí el chupete y le corté un trozo y le dije que se le había comido la tortuga. Todavía recuerdo su cara... flipando.. la tiramos a la basura pero ya sabía que la iba a ir a ver, total que corté otro trozo... Y nunca más chupete... Para Chloé 28 meses no sé qué haré... ;)

    ResponderEliminar
  46. Yo vi en Internet una técnica, que en nuestro caso resultó ser acertada. Se trata de ir recortando el chupete un poco por la punta, y cada semana cortar un poco mas hasta que lo repudie. En nuestro caso lo repudió al instante y no lleva chupe dese los 2 años.

    ResponderEliminar
  47. Los míos no han sido muy chpeteros....aunque reconozco que los pocos q usaron sus primeras semanas de vida los guardo con amor jeje....y otros que nos han regalado son de colección de lo monos que son....
    En la tienda donde trabajo muchas veces,padres y madres recurren al "esta señorita te va a dar el juguete que quieras si le das tu chupete"...así que el peque decide y los padres lo pagan sin que les vean...así que quedo genial dándole un megaregalo,aunque tb soy la mala que tira el chupete a la basura ...jiji....pobres peques....

    ResponderEliminar
  48. ¡¡Guauuuu...!! ¡¡Gran temazo, y gran post, este...!! -Como siempre-

    En la guarde, ya nos han devuelto el de la enana, porque dicen que allí ya no lo usa para las siestas... así que solamente nos queda el de por las noches. De aquí a pocos meses, para la vuelta de año nuevo, habrá que meterse en el tema... ¡¡Y ya veremos qué método aplicamos!!

    Por cierto... estoy 100% con tuermana: ¡tienes un don para las farmacéuticas, chica!

    ResponderEliminar
  49. A mí me encantan los chupetes porque los diseñan tan requetemonísimos pero en 11 meses no ha habido forma de que la bichilla les coja afición, así es que a estas alturas he decidido dejar de tentarla para ir a la moda y así evitarme la operación chupete.

    ResponderEliminar
  50. En mi casa nadie ha usado chupete o_o pero me gusta una tradición del pueblo del Sr. Torres, en que para fiesta mayor los niños le llevan los chupetes a los gigantes y ellos los pasean como un ramo <3

    ResponderEliminar
  51. Genial post, como siempre! Me encantan tus viñetas!!!
    En nuestro caso, tiene 5 meses y medio y la verdad es que cada vez lo usamos menos, él es quien se lo quita.
    Cada bebé es un mundo :)

    ResponderEliminar
  52. ¡Buenísimo! Sobretodo lo de la farmacia, no me parece mala idea para nada!
    Gala tiene 27 meses y lo usa aún, sobretodo por las noches. Con el rollo de la guarde ahora parece que depende más de él. Es que con la puñetera guardería es todo como más chungo. Así que hemos decidido que se lo daremos a los Reyes Magos este año, bueno o a Papá Noel que llega antes. A ver qué tal se nos da :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  53. ay que buen post! Lo que costó que Dani dejara el chupete, al final método drástico ya con 4 años de edad, benditos pajaritos ladrones de chupetes! Besos, Su.
    http://trendypastel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  54. jaajaaj me ha encantado el lady halcón

    ResponderEliminar
  55. Tomo nota entonces, yo tengo pensado que se lo de a los Reyes Magos pero me ha encantado el post!!

    http://applesweetloves.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  56. Acabo de descubrir este blog genial, y esta entrada muy buena, por el humor, los dibujos todo me gusta! Os dejo por aqui una forma diferente de quitar el chupe,podéis pinchad en... http://loscuentosdepanapa.blogspot.com.es/2015/01/el-hada-de-los-chupes.html una forma dulce y amable de ayudar en este duro trance a nuestros pequeños. Felicidades por la excelente entrada!

    ResponderEliminar
  57. Acabo de descubrir este blog genial, y esta entrada muy buena, por el humor, los dibujos todo me gusta! Os dejo por aqui una forma diferente de quitar el chupe,podéis pinchad en... http://loscuentosdepanapa.blogspot.com.es/2015/01/el-hada-de-los-chupes.html una forma dulce y amable de ayudar en este duro trance a nuestros pequeños. Felicidades por la excelente entrada!

    ResponderEliminar
  58. Mi madre me dijo que los gatos se lo habían llevado. La cajera del Mercadona que nos atendía lo corroboró, comentando que el chupete de su hijo también había desaparecido en combate.

    Obviamente lo entendí y a partir de ese día no volví a pedir chupete.

    ResponderEliminar